¿Qué son los ajustes razonables?

¿De dónde surge el concepto de ajuste razonable?

El concepto de ajustes razonables surge de la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad de la ONU y se estructura a partir del enfoque social para entender la discapacidad. Según Naciones Unidas (2014) este enfoque considera que la discapacidad es la consecuencia de la interacción del individuo con un entorno que no da cabida a las diferencias de ese individuo. Desde esta perspectiva, el entorno y las actitudes que lo configuran son los factores que desempeñan un papel capital en el establecimiento de la circunstancia denominada “discapacidad”.

¿Qué es un ajuste razonable en la Universidad de los Andes?

Son todas las acciones, estrategias, apoyos, recursos y adaptaciones empleadas para garantizar a las y los estudiantes que tienen una discapacidad su participación, desarrollo y aprendizaje en educación superior, favoreciendo la equiparación de oportunidades y garantía de sus derechos. Los ajustes razonables tienen el objetivo de eliminar las posibles barreras visibles o invisibles, que impidan el pleno goce del derecho a la educación. Son ajustes porque se adaptan a la condición específica de cada estudiante, y razonables porque no imponen una carga desproporcionada o indebida a la Universidad (ONU, 2014).

¿Por qué se está usando el concepto de ajustes razonables en otras situaciones y para estudiantes que no tienen una condición de discapacidad?

Conscientes que la definición de ajustes razonables surge de entender que una  discapacidad se da en la relación del entorno, las actitudes y las personas, y reconociendo el impacto que las diferentes circunstancias de la pandemia tienen en nuestros estudiantes y sus familias, para el 2020-2 el consejo académico aprobó hacer uso del concepto ajustes razonables, para responder a barreras específicas de esta coyuntura como falta de conectividad, acceso a recursos tecnológicos inapropiados o deficientes, barreras de salud física y mental ocasionadas por el Covid-19 o por las medidas de confinamiento,, etc. que sin lugar a duda pueden generar situaciones inequitativas entre nuestros estudiantes y en la posibilidad que tienen de participar y lograr sus objetivos académicos en igualdad de condiciones.

¿Quiénes pueden pedir un ajuste razonable? 

Todas las personas que tengan alguna deficiencia física, mental, intelectual o sensorial a mediano o largo plazo que, en su interacción con el entorno universitario, o en la interacción con sus diferentes actores (profesores/as, administrativos/as) se estén enfrentando a alguna (s) barrera(s) que les impiden su participación en las actividades académicas y vida universitaria en igualdad de condiciones a los demás. Estas barreras pueden ser físicas, pueden estar en la metodología o prácticas que usa tu profesor/a, pueden ser actitudes, o también pueden estar en la organización de los servicios que ofrecemos en la universidad

Durante la pandemia se contempla que también podrán solicitar ajustes razonables quienes dadas las circunstancias particulares se estén enfrentando a barreras de conectividad (por ejemplo, internet insuficiente, dificultades con tus recursos tecnológicos) o barreras a causa de dificultades de salud física o mental, personales o familiares relacionadas al Covid-19 o a la situación de confinamiento.

Para tener en cuenta:

Es clave que contactes a tu profesor/a de manera oportuna, es decir en el momento en que percibas te enfrentes a alguna barrera, pues esto permite que tú y ella/él puedan anticipar con suficiente tiempo lo que puedes llegar a necesitar. Contactarle semanas o meses después de que te enfrentaste a alguna barrera puede ser interpretado como negligencia u oportunismo. ¡cuéntale a tiempo lo que sea que te está pasando!

¿Cuáles son los ajustes razonables que puedes solicitar?

Los ajustes razonables que puedes solicitar son todas las acciones que logren eliminar de manera efectiva la barrera que esté impidiendo tu participación en alguna de las dimensiones de la vida universitaria. Algunos ejemplos son: tener un tiempo adicional para presentar las evaluaciones, utilizar una metodología distinta para cumplir los objetivos del curso, solicitar el apoyo de un/una monitor/a para ejecutar alguna tarea específica dentro de un curso. Pero en definitiva lo que es importante es que le cuentes a tu profesor/a cuál es barrera y juntos puedan revisar distintas opciones para eliminarla.

¿Cómo debes solicitar un ajuste razonable?

Referencias 

Naciones Unidas, (2014). Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, Guía de formación Serie de capacitación profesional Nº 19. Nueva York, EU. Recuperado de:  https://www.ohchr.org/Documents/Publications/CRPD_TrainingGuide_PTS19_sp.pdf

Naciones Unidas, (s.f.). Convención sobre los derechos de las personas con discapacidad . Recuperado de:  https://www.un.org/esa/socdev/enable/documents/tccconvs.pdf

Créditos

Foto tomada de Freepik - www.freepik.es
Autora: María Rengifo - Diversidad
loading
×