¿Realmente importan tanto las notas?

Con frecuencia, creemos que el bienestar viene de cosas como el dinero, el cuerpo perfecto, o tener notas muy altas. Al ver estas cosas en la televisión, o en nuestros amigos, deseamos tenerlas, y cuando por fin las tenemos, efectivamente, nos sentimos muy satisfechos y felices. Pero ¿cuánto dura esa felicidad?  posiblemente, unos días o semanas, pero luego esta se desvanece hasta que encuentras ese otro teléfono, ese otro reloj que se puso de moda, o se viene ese otro parcial y el ciclo vuelve a repetirse. Cuando te acostumbras a acumular cosas, llega el momento en que la felicidad se va desvaneciendo, ya no es una novedad en tu mente ni en tu vida y tiendes a desear más y más. Algo similar sucede con las notas altas. Las valoramos tanto que creemos que si no las tenemos seremos totalmente infelices. Por eso, cada vez que nos acercamos a un parcial, sentimos mucha angustia y preocupación de sacarnos una nota baja, que para unos puede ser 3,0 o 2,5 pero para otros puede ser un 3,8. Cuando recibimos esa nota, nos sentimos mal y frustrados, pero afortunadamente, como sucede con la satisfacción de recibir una nota muy alta, ese sentimiento inmediato pasa pronto, y termina siendo una anécdota más al final del semestre.

Recuerda que las notas son tan solo una medida de tu aprendizaje, pero no es la única. Una nota baja puede ser una alerta de que necesitamos esforzarnos más, así como una nota alta es un motivo para continuar haciendo lo que estamos haciendo bien. Pero hay muchas medidas más que tú mismo puedes tener presente para saber qué tanto estás aprendiendo: tu propia seguridad en manejar un tema, el esfuerzo que le dedicas a cada materia, el poder explicarle un tema difícil a un amigo. Todo esto te muestra lo que has aprendido, y son tus herramientas de trabajo mientras estudias y una vez te gradúes de la Universidad. Recuerda que el promedio no es lo único, ni lo más importante cuando vayas a aspirar a un posgrado. Y si vas a buscar trabajo, hoy en día las empresas tienden a mirar menos las notas y a evaluar más tus competencias, y esas, ¡no las pueden ver en tus notas!

 

Artículo inspirado en el curso The Science of wellbeing de Coursera, Dr. Laurie Santos.
Referencias:

* Di Tella et al (2010). Happiness adaptation to income and to status in an individual panel. Journal of economic bejavior and organization, 76, 834-852.   
* Jose et al. (2012). Does savoring increase happiness? A daly diary study. The Journal of Positive Psychology, 7 (3), 176-187).
Créditos
Foto de escuela creado por freepik - www.freepik.es
 Articulo: Angela Patiño - Centro de Apoyo DECA de Estudiantes

Deja un comentario

loading
×