CATEGORY / Vida universitaria

¿Quieres cambiar tu nombre identitario?

Si eres Trans y no te identificas con el sexo y nombre que te  fue asignado  al nacer, puedes utilizar el nombre de tu preferencia en todos los sistemas internos de la Universidad: Banner, Bloque Neón. Para hacer la solicitud de cambio de nombre, diligencia y envía el formulario que está en el botón de abajo a: m.rengifo@uniandes.edu.co

Créditos

Foto tomada de Freepik - www.freepik.es
Autor: Centro de Diversidad

¿Cómo alimentar nuestro cerebro?

Es natural que al pensar en nuestra alimentación tratemos de reducir productos poco nutritivos, o balancear nuestra dieta para evitar el exceso de grasas y glucosa con el fin de reducir algunos kilos de más y conservar nuestra figura. Sin embargo puede que dejemos de lado uno de los aspectos más relevantes para hacer frente a la vida agitada que llevamos en la universidad, y es justamente alimentar nuestro cerebro teniendo en cuenta sus necesidades específicas.

Al igual que nuestros músculos, tejidos y otros sistemas orgánicos, nuestro cerebro también tiene un alto consumo de energía celular llamada ATP (Trifosfáto de Adenosina) que es la molécula fundamental que brinda energía a nuestro cuerpo. Como dice el doctor Sanchez Romera en su texto Alimenta bien tu Cerebro (2017) “ se trata de un órgano que pesa un kilo y medio, frente al peso corporal medio de un ser humano, que está en torno a los 70 kilos; a pesar de ello, emplea hasta el 20% de nuestra energía corporal".

Por todo esto vale la pena preguntarnos ¿cuál es la mejor forma de alimentar nuestro cerebro?

A continuación veremos 4 alimentos que contribuyen a nuestro funcionamiento cerebral.

1. Cereales integrales y legumbres: Son alimentos ricos en hidratos de carbono que provocan que los picos de azúcar sean más bajos y que el influjo de energía no sea inmediato y perdure en el tiempo. Su efecto es lograr que la absorción de glucosa sea lenta y sostenida en el tiempo, lo que mantendrá la corteza cerebral activada (Romera S, 2017). Esto favorecerá que la atención y la velocidad de los procesos de abstracción para resolver problemas se mantengan.

2. Agua: Es un nutriente esencial para el correcto funcionamiento cerebral. Una disminución en su ingesta está relacionada con estados de confusión, irritabilidad, letargia y pérdida de función cognitiva. La deshidratación en el encéfalo perjudica la transmisión nerviosa y disminuye la circulación sanguínea cerebral, lo que puede afectar tu rendimiento mental. De acuerdo al artículo Estrategias nutricionales que mejoran la función cognitiva (2020), se ha observado que personas correctamente hidratadas presentan puntuaciones más altas en algunos test de inteligencia, al mismo tiempo que una grado leve de deshidratación (2%) en los sujetos participantes afecta al rendimiento cognitivo, específicamente en procesos derivados de la atención, la memoria y razonamiento psicomotor.

3. Pescados grasos: Los pescados como salmón, atún, sardinas y anchoas, son alimentos ricos en Omega 3, un ácido graso que el cuerpo no puede sintetizar por sí mismo y que debe suplir a través de ciertos alimentos. Estas moléculas son esenciales para el neuro-desarrollo desde que somos bebés y juegan un papel fundamental en la estructuración de los tejidos asociados con la memoria, la visión y el aprendizaje. Según un artículo publicado en la revista de la Sociedad Española de Neurología, el consumo de Omega 3 en la adultez es clave para mantener estas funciones en estado óptimo ya que contribuye a que las señales nerviosas sean más eficientes a nivel de la corteza frontal (área encargada de la solución de problemas) brindando a su vez un cuidado especial a los tejidos involucrados, deteniendo procesos degenerativos.

4. Frutos Rojos: Entre los mejores alimentos para el cerebro también se encuentran los frutos rojos, como los arándanos, las fresas, las cerezas, el agraz, las moras y las  ciruelas rojas.  Diferentes estudios han evidenciado que el consumo de estas frutas promueve el aumento de la concentración y la proliferación de conexiones neuronales, y que  los nutrientes presentes en estos alimentos pueden ayudar a aliviar la depresión y reducir los efectos del Alzheimer y la demencia (Devore et al., 2012).

Ahora que ya lo sabes, acepta el reto de alimentar bien a tu cerebro; hacerlo también es una acción de autocuidado y bienestar.

 

Referencias

Angel J., (2020) Los enormes beneficios de la salud de los nutrientes esenciales Omega 3, Magnesio y Vitamina D3, En: Vivo Sano, Vol 15. Recuperado de: https://www.vivosano.org/revista-vivo-sano-15/

Araya F., Gutierrez H., Sanchez U., Muñoz M.J., Baeza A., Pettersen M., Fernandez L., (2020)  Efectividad en la suplementación de ácidos grasos Omega-3 en pacientes con enfermedad de Alzheimer: revisión sistemática con meta-análisis. En: Neurología, Volumen 35, Issue 2. Recuperado de: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0213485317302529

Devore E., Kang J., Breteler M., Grodstein F. (2012) Dietary intakes of berries and flavonoids in relation to cognitive decline, En: Annals of Neurology, Vol 72, Issue 1.  Recuperado de: https://doi.org/10.1002/ana.23594

García R., Ortega A., López A., Ortega R. (2020) Estrategias Nutricionales que mejoran la función cognitiva, En: Nutrición Hospitalaria, Vol 35. Recuperado de: http://dx.doi.org/10.20960/nh.2281

Romera S, (2017) Alimenta bien tu Cerebro, Libros Cúpula. Madrid, España.

Créditos

Foto tomada de Freepik - www.freepik.es
Autor: Fernando Mogollón - Centro de Apoyo

Procrastinación nocturna: ¿Noches eternas sin dormir?

Esto te va a sonar extraño, pero el fenómeno de la procrastinación no es solamente el monstruo que te acompaña en tu tiempo diurno y se entromete al momento de realizar tus tareas, sino que también te puede acechar al momento de conciliar el sueño. En inglés bed time procrastination es básicamente el nombre científico que se acuña al hecho de permanecer despierto por mucho más tiempo del necesario sin justificación alguna. Quizás te ha ocurrido que, por ejemplo, debiste haber ido a la cama hace un par de horas pero preferiste quedarte viendo Netflix, o en lugar de cerrar los ojos, elegiste un paseo infinito por tus redes sociales o simplemente te quedaste naufragando en Youtube viendo teorías conspiranóicas hasta las tres de la mañana. No te preocupes, a todos nos ha pasado, sin embargo si esto te pasa con frecuencia puedes ser un procrastinador nocturno.

En 2004 la revista Frontiers in Psychology, publicó un artículo en el que aseguran no solamente que la procrastinación nocturna afecta nuestro bienestar integral, sino que además está relacionada con otros rasgos de la personalidad, haciendo a algunas personas más proclives que otras a padecer este fenómeno.

¿Eres un procrastinador nocturno?

Para averiguar qué hace a unos sujetos más proclives para desarrollar este hábito nocturno, los investigadores reunieron a 177 personas para empezar su investigación. Luego de haber indagado sobre sus hábitos nocturnos, al igual que la cantidad de horas de sueño promedio que alcanzaban por noche, les aplicaron una encuesta con preguntas diseñadas para medir su capacidad de Auto-regulación o capacidad para manejar sus impulsos, encontrando que quienes tenían mayor auto-control eran menos proclives a la procrastinación nocturna. Esto tiene mucho sentido, pues si eres muy bueno para aguantarte el impulso de estar revisando tus redes sociales mientras estás haciendo un trabajo de la universidad, o si planeas meticulosamente tus tareas y las realizas todas en los tiempos establecidos, es muy probable que cuando llegue la hora del descanso te vayas a dormir a la hora que es, sin obstáculos ni interrupciones: Directo al objetivo.

Pero si por el contrario, te cuesta mucho poner freno a impulsos repentinos, o si tiendes a interrumpir tu labor en múltiples ocasiones cuando haces una tarea  larga y demandante, es posible que te encuentres en el otro lado del espectro: bajo control de impulsos. Así, puede ser que te cueste mucho ir a la cama a la hora adecuada porque se te antojan uno o dos episodios más de tu serie favorita en Netflix, aún cuando los párpados te pesen y sientas cansancio en tu cuerpo.

Otra de las autoras que aborda el concepto de impulse control es Katherine Milkman, Phd en Computer Science y profesora de la Universidad de Pensilvania, quien en un episodio del Podcast de Freakonomics (A. Melathe, S Dubner, 2018, 41 m 13 s) dedicado a este tema,  hace referencia a este fenómeno. Según la Dra. Milkman, cuando somos niñxs y estamos en proceso de crecimiento buscamos siempre evitar las experiencias displacenteras, siendo la forma más efectiva la evitación de cualquier situación desagradable y la búsqueda de una actividad placentera e inmediata. De esta forma cuando enfrentamos una frustración de carácter mental, no solamente evadimos una sensación displacentera sino que además bloqueamos la actividad de pensamiento relacionada con ella. Así, cuando estamos frustrados con algún pensamiento, sentimiento, experiencia o sensación que se halla en el patio trasero de nuestra mente —“in the back of the mind”— el control de impulsos se apodera de nuestra conducta, desencadenando todo tipo de maniobras de evitación para no sentir y no pensar. Una de las consecuencias de ello puede ser justamente la procrastinación nocturna recurrente, que nos hace evadir el momento del sueño, recurriendo a pequeñas actividades de  entretenimiento o simplemente de pérdida de tiempo, con tal de esquivar el encuentro con nuestros pensamientos cuando llegue el momento de dormir.

¿Cómo frenar la procrastinación nocturna?

¿Te diste cuenta que eres procrastinador(a) nocturnx?  Teóricamente hablando, dejar de serlo suena bastante fácil, pues pareciera que todo lo que necesitas es simplemente irte a dormir, sin embargo, para algunas personas resulta mucho más fácil decirlo que hacerlo realidad. Si ese es tu caso, un ejercicio de introspección puede ser una buena alternativa; Si sientes la necesidad de permanecer despiertx hasta tarde sin justificación, pregúntate porqué sucede esto en tu mente: ¿será que estas ansiosx por una nota de un examen que no ha llegado?, ¿Será que hubo una discusión con algún amigx o familiar que te dejó un nudo inconcluso en el pecho?, ¿Será que te asusta perder a tu pareja?, o ¿sientes quizá que tu rutina es tan agotadora que el espacio de la noche es el único momento de esparcimiento y deseas prolongarlo hasta el infinito?.

Para éstas y miles de otras cuestiones que pueden generar tu procrastinación nocturna, por supuesto no hay una respuesta correcta ni hay una única forma de resolverlas. Lo verdaderamente importante es hacer consciencia sobre nuestros estados mentales, aproximarnos a la realidad que está detrás de nuestros pensamientos, acercarnos a la raíz de aquello que perturba nuestras emociones y tratar de encontrar una forma de afrontarlo.

Por ejemplo, si te sientes muy estresado y necesitas más tiempo para descansar y relajarte, empieza por anotar algunas acciones que te vayan ayudando con este problema de forma progresiva, como una rutina de Yoga o estiramiento algunos minutos antes de dormir todos los días o si en tu introspección detectas que tu ansiedad aumenta con la navegación en redes sociales ponte la meta de desconectarte de todas tus pantallas por lo menos media hora antes de dormir.

De este modo, la indicación es realizar el ejercicio constante de introspección – identificación – acción hacia el cambio, para empezar a re-configurar los estados mentales que están detrás de la procrastinación nocturna.

Si a pesar de haber realizado varios ejercicios de introspección no has podido encontrar la raíz de tu procrastinación nocturna ni has podido modificar los efectos relacionados con ella, la recomendación es consultar un experto en salud mental, ya que podría requerirse una exploración más profunda a través de una valoración y un tratamiento terapéutico.

Referencias Bibliográficas

A. Adriaanse, C. Evers, D. De Rider, F. Kroese (2014) Bedtime procrastination: introducing a new area of procrastination. Frontiers of Psychology. 5:611. Recuperado de: https://www.frontiersin.org/articles/10.3389/fpsyg.2014.00611/full
A. Melathe, S Dubner (2018) Here’s Why All Your Projects Are Always Late and What to Do About It. Freakonomics Radio, Ep 323 [Episodio de podcast]. https://freakonomics.com/podcast/project-management/

Créditos

Foto tomada de Freepik - www.freepik.es
Autor: Fernando Mogollón - Centro de Apoyo

¿Qué son los ajustes razonables?

¿De dónde surge el concepto de ajuste razonable?

El concepto de ajustes razonables surge de la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad de la ONU y se estructura a partir del enfoque social para entender la discapacidad. Según Naciones Unidas (2014) este enfoque considera que la discapacidad es la consecuencia de la interacción del individuo con un entorno que no da cabida a las diferencias de ese individuo. Desde esta perspectiva, el entorno y las actitudes que lo configuran son los factores que desempeñan un papel capital en el establecimiento de la circunstancia denominada “discapacidad”.

¿Qué es un ajuste razonable en la Universidad de los Andes?

Son todas las acciones, estrategias, apoyos, recursos y adaptaciones empleadas para garantizar a las y los estudiantes que tienen una discapacidad su participación, desarrollo y aprendizaje en educación superior, favoreciendo la equiparación de oportunidades y garantía de sus derechos. Los ajustes razonables tienen el objetivo de eliminar las posibles barreras visibles o invisibles, que impidan el pleno goce del derecho a la educación. Son ajustes porque se adaptan a la condición específica de cada estudiante, y razonables porque no imponen una carga desproporcionada o indebida a la Universidad (ONU, 2014).

¿Por qué se está usando el concepto de ajustes razonables en otras situaciones y para estudiantes que no tienen una condición de discapacidad?

Conscientes que la definición de ajustes razonables surge de entender que una  discapacidad se da en la relación del entorno, las actitudes y las personas, y reconociendo el impacto que las diferentes circunstancias de la pandemia tienen en nuestros estudiantes y sus familias, para el 2020-2 el consejo académico aprobó hacer uso del concepto ajustes razonables, para responder a barreras específicas de esta coyuntura como falta de conectividad, acceso a recursos tecnológicos inapropiados o deficientes, barreras de salud física y mental ocasionadas por el Covid-19 o por las medidas de confinamiento,, etc. que sin lugar a duda pueden generar situaciones inequitativas entre nuestros estudiantes y en la posibilidad que tienen de participar y lograr sus objetivos académicos en igualdad de condiciones.

¿Quiénes pueden pedir un ajuste razonable? 

Todas las personas que tengan alguna deficiencia física, mental, intelectual o sensorial a mediano o largo plazo que, en su interacción con el entorno universitario, o en la interacción con sus diferentes actores (profesores/as, administrativos/as) se estén enfrentando a alguna (s) barrera(s) que les impiden su participación en las actividades académicas y vida universitaria en igualdad de condiciones a los demás. Estas barreras pueden ser físicas, pueden estar en la metodología o prácticas que usa tu profesor/a, pueden ser actitudes, o también pueden estar en la organización de los servicios que ofrecemos en la universidad

Durante la pandemia se contempla que también podrán solicitar ajustes razonables quienes dadas las circunstancias particulares se estén enfrentando a barreras de conectividad (por ejemplo, internet insuficiente, dificultades con tus recursos tecnológicos) o barreras a causa de dificultades de salud física o mental, personales o familiares relacionadas al Covid-19 o a la situación de confinamiento.

Para tener en cuenta:

Es clave que contactes a tu profesor/a de manera oportuna, es decir en el momento en que percibas te enfrentes a alguna barrera, pues esto permite que tú y ella/él puedan anticipar con suficiente tiempo lo que puedes llegar a necesitar. Contactarle semanas o meses después de que te enfrentaste a alguna barrera puede ser interpretado como negligencia u oportunismo. ¡cuéntale a tiempo lo que sea que te está pasando!

¿Cuáles son los ajustes razonables que puedes solicitar?

Los ajustes razonables que puedes solicitar son todas las acciones que logren eliminar de manera efectiva la barrera que esté impidiendo tu participación en alguna de las dimensiones de la vida universitaria. Algunos ejemplos son: tener un tiempo adicional para presentar las evaluaciones, utilizar una metodología distinta para cumplir los objetivos del curso, solicitar el apoyo de un/una monitor/a para ejecutar alguna tarea específica dentro de un curso. Pero en definitiva lo que es importante es que le cuentes a tu profesor/a cuál es barrera y juntos puedan revisar distintas opciones para eliminarla.

¿Cómo debes solicitar un ajuste razonable?

Referencias 

Naciones Unidas, (2014). Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, Guía de formación Serie de capacitación profesional Nº 19. Nueva York, EU. Recuperado de:  https://www.ohchr.org/Documents/Publications/CRPD_TrainingGuide_PTS19_sp.pdf

Naciones Unidas, (s.f.). Convención sobre los derechos de las personas con discapacidad . Recuperado de:  https://www.un.org/esa/socdev/enable/documents/tccconvs.pdf

Créditos

Foto tomada de Freepik - www.freepik.es
Autora: María Rengifo - Diversidad

¿Sexo?: ¡Pilas con el consentimiento!

Compartir la sexualidad con otros hace parte de la vida y puede ser una experiencia gratificante y de crecimiento, cuando  los deseos y decisiones de quienes participan son tenidos en cuenta y respetados.

A eso se refiere el término Consentimiento sexual, que significa “estar activamente de acuerdo con realizar actividades de índole sexual con una persona” (Planned Parenthood, 2021).  Así, si quieres tener algo sexual con tu novi+, amig+ o alguien que conociste, esa persona debe consentir con un ‘SÍ’ que sea suficientemente claro y manifiesto antes de ir a la acción; y tanto tú como esa persona tienen derecho a cambiar de decisión en cualquier momento.  Hoy es claro que pasar por encima de un ‘NO’ en un encuentro sexual es una agresión, se considera violencia sexual y por lo tanto es un delito.

¿Por qué es importante el consentimiento sexual?  Porque en una relación sexual están involucradas personas que tienen gustos, expectativas y límites diferentes, y es necesario escuchar a tod+s para llegar a acuerdos y pasarla bien sin dañar(se).  Es importante entender que si quieres otra cosa o quieres más, quien(es) te acompaña(n)  debe(n) aprobarlo y si no lo hace(n) de ninguna manera debes continuar.

Ten en cuenta que el consentimiento debe ser:

  • Informado: para aceptar una actividad sexual es importante saber en qué consiste, ¡a ciegas no es divertido!.
  • Libre: no puedes presionar ni manipular al otr+ para que haga lo que quieres. ¡Pilas!, si la persona con quien quieres tener sexo está borrach+ o drograd+ no está en capacidad de dar su consentimiento para la actividad sexual, pues el alcohol o las drogas limitan su toma de decisiones y afectan su capacidad para asumir consecuencias.
  • Entusiasta: cuando tú y la otra persona quieren algo, la actitud debe ser de aceptación e interés, cuando eso no ocurra aunque haya un sí, es mejor parar.
  • Específico y reversible:  dar un SÍ no es el indicador de que cualquier cosa se puede hacer ni que siempre va a suceder; cada contacto sexual requiere un consentimiento y hacerlo hoy no implica que tengas que hacerlo mañana. De igual manera, dar un sí no implica no poder cambiar de opinión antes de iniciar o no poder desistir durante la actividad sexual.

Recuerda:

  • Que sea tu novi+ no quiere decir que siempre quiera sexo... si tú a veces no quieres, ¿por qué supones que tu pareja sí?. Ser pareja no obliga a tener que dar el sí siempre que la otra persona quiera.
  • Si el otr+ está borrach+ o drogad+ y te dijo ‘sí’, recuerda que ese consentimiento no es válido y que si sigues adelante puedes ser acusad+ de abuso o violencia sexual.
  • No se puede interpretar el consentimiento por actitudes, por una manera de vestir o por el lugar donde estás.
  • Que tú o tu pareja se queden callad+s no significa que estén accediendo al contacto sexual.

Pensarás que esto hace que sean más difíciles las relaciones y que antes era mejor porque no había tanta complicación… pero ¿sabes?, los avances sociales frente a la igualdad de derechos permiten que todos independientemente de su sexo, género u orientación sexual  puedan decidir cómo vivir su sexualidad.  Es un asunto de respeto, empatía y responsabilidad para ti, para tu(s) pareja(s) y para tus relaciones en general.  Así que en adelante: ¿sexo?, ¡pilas con el consentimiento!.

¿Te da vergüenza o no sabes cómo pedir el consentimiento sexual?, en este video tendrás algunas ideas de cómo hacerlo.

Referencias

Corte Constitucional. (Noviembre 22 de 2011). Sentencia C-876/11. Recuperado de: https://www.corteconstitucional.gov.co/RELATORIA/2011/C-876-11.htm#:~:text=ARTICULO%20209.,a%20trece%20(13)%20a%C3%B1os

Planned Parenthood. (2021). Consentimiento sexual. Estados Unidos: Planned Parenthood. Recuperado de: https://www.plannedparenthood.org/es/temas-de-salud/relaciones/consentimiento-sexual.

Créditos

Video tomado de Planned Parenthood
Foto tomada de Freepik - www.freepik.es
Autora: Patricia Padilla - DECA de Estudiantes

¿Qué hacer si tienes síntomas Covid19 en el campus?

¿Qué debo hacer si tengo síntomas de Covid19 y estoy en el campus o me informan que alguna de las personas con las que convivo le confirman un Covid19?

  1. Informa al facultad/departamento a la que perteneces
  2. Reporta los síntomas en la App SeneCare
  3. Solicita consulta por Telemedicina dentro del campus AQUÍ y sigue las indicaciones que encuentras AQUÍ
  4. En la consulta de Telemedicina-Departamento Médico:
    • La médica establecerá si se trata o no de un caso sospechoso
    • En caso afirmativo, se emitirá orden médica para toma de prueba RT PCR SarsCov2 a través del Proyecto Comunidad Segura Uniandes y te entregará fórmula médica
    • En caso de requerir la prueba te indicará dirigirte de inmediato al sitio de toma de muestras (Centro de Español Bloque ÑG), posteriormente deberás aislarte en tu domicilio.
    • Te solicitarán por correo electrónico los contactos estrechos establecidos en el campus (nombres o correos)el dia del inicio de los síntomas y los 3 días previos.
    • Te realizarán seguimiento por parte de enfermería
    • Deberás realizar aislamiento preventivo
  5. Si tu resultado es positivo: deberás continuar el aislamiento por 14 dias y se solicitará la prueba de igual manera a los contactos estrechos en el campus.
  6. Si tu resultado negativo: deberás estar en aislamiento obligatorio mientras continúes con síntomas. Posteriormente solicita consulta por Telemedicina para aval de retorno al campus.

¿Qué debo hacer si soy un caso confirmado Covid19?

  1. Informa a la facultad/departamento a la que perteneces
  2. Reporta los síntomas en la App SeneCare
  3. Solicita consulta por Telemedicina dentro del campus AQUÍ
  4. En la consulta de Telemedicina-Departamento Médico:
    • Te brindarán orientación de los pasos a seguir y enviarán fórmula médica
    • Te solicitarán por correo electrónico los contactos estrechos establecidos en el campus (nombres o correos) el dia del inicio de los síntomas y los 3 días previos.
    • Te realizarán seguimiento por parte de enfermería
    • Deberás realizar aislamiento obligatorio por 14 días

¿Qué debo hacer si me entero de alguien que tiene síntomas o es un caso sospechoso Covid19 en el campus?

Escribir un correo a salud@uniandes.edu.co e informar el nombre completo de la persona para poder activar los protocolos.

Créditos

Foto tomada de Freepik - www.freepik.es
Autora Catherine Jaller - Departamento Médico

¿Sabes qué es la política de momentos difíciles?

La política de momentos difíciles partió de la propuesta de varios profesores/as que reconocen que hay diferentes situaciones que impactan el proyecto académico de las y los estudiantes, y que consideran que con su ayuda y flexibilidad se puede mitigar ese impacto. Los y las profesores/as que la crearon, incluyeron en los programas de sus cursos un párrafo que invita a que todas y todos los estudiantes se sientan libres de acudir a ellos/as en caso de estar viviendo alguna situación para discutir la mejor forma de cumplir con los compromisos académicos.

Conscientes de los cambios y situaciones inesperadas que trajo consigo la pandemia, el 17 de julio de 2020, el Consejo Académico aprobó esta política para todos los cursos, fortaleciendo la comunicación entre profesores/as y estudiantes y promoviendo una flexibilidad que permita a los y las estudiantes cumplir sus objetivos académicos priorizando su bienestar.

¿Qué es y que no es la política de momentos difíciles aprobada por el Consejo Académico el 17 de Julio de 2020?

No es

  • Un favor que te hace tu profesor/a
  • Un pretexto para no responder a tus responsabilidades
  • Una justificación para no cumplir los compromisos académicos que asumiste
  • Una forma de sacarle provecho a la situación actual
  • Una forma más de procrastinar
  • Una forma para mejorar tus notas

Sí es

  • Un acuerdo entre tú y tu profesor/a que responde a una situación particular, relacionada o no con la pandemia, que estés viviendo y que impide que puedas cumplir con alguno de los compromisos académicos, p.e.: culminar una relación de pareja, perder un ser querido, problemas familiares, cambios en la situación económica de tu familia, dificultades de salud a raíz de Covid-19 tuyas o de tus familiares, problemas para adaptarte a las nuevas circunstancias que afectan tu estado emocional y tu desempeño.
  • Una oportunidad para que tu profesor/a conozca y comprenda tus necesidades de una forma autentica y honesta (sin exagerarlas ni minimizarlas)
  • Una forma de tomar acción sobre lo que te sucede y con el apoyo de tu profesor/a perseverar en tus metas
  • La posibilidad de ser responsable y asumir qué puedes y qué no puedes hacer para cumplir los objetivos que te trazaste

¿A qué tipos de acuerdos se pueden llegar entre profesores/as bajo esta política?

  • Un cambio en las fechas de una entrega de un taller, laboratorio, trabajo, una presentación, etc.
  • Presentar una evaluación en una fecha diferente a la propuesta inicialmente.
  • Ausentarse a una o más sesiones de una clase sincrónica.


Puntos clave para tener en cuenta:

1. Antes de cualquier cosa es clave que contactes a tu profesor/a de manera oportuna, es decir, recién has vivido alguna situación compleja, pues esto permite que tú y ella/él puedan anticipar con suficiente tiempo lo que puedes llegar a necesitar. Contactarle semanas o meses después de que algo te sucedió puede ser interpretado como negligencia u oportunismo. Así que para evitar que esto suceda ¡cuéntale a tiempo lo que sea que te está pasando!

2. Si tu situación amerita algún tipo de cambio o excepción por parte de tu profesor/a debes asumir también tú una responsabilidad en esto. Esto quiere decir que la uses sólo si la necesitas y que cumplas a cabalidad con lo que se defina.

¿Cómo debes pedirle a tu profesor/a algún cambio según la política de momento difíciles?

¿Qué puedo hacer si luego de hablar con mi profesor/a no hubo un acuerdo?

Puedes ponerte en contacto con el/la coordinador/a académico/a o el director/a de tu departamento o facultad y exponerle la situación. Ella o él podrán comunicarse con el profesor/a y buscar un acuerdo.

Si no se llega a algo definitivo y consideras que tu situación amerita una revisión o quieres recibir apoyo para que logres avanzar en el periodo, puedes pedir una cita de consejería en el Centro de Apoyo o en el centro de Diversidad.

Créditos

Foto tomada de Freepik - www.freepik.es
Autora: María Rengifo - Centro de Diversidad

Parche & Relax

Porque la biblioteca es más que libros, en este espacio de entretenimiento encontrarás diferentes recursos y contenidos digitales para distraerte, pasar el rato y encontrar información de interés. Te invitamos a navegar por los contenidos.

Biblioteca

Guía para lidiar con tu hora paila


- PAGE 1 OF 9 -

Next Page  

loading
×